¿Son los mercados financieros eficientes? ¿maniaco/depresivos? ¿adaptativos?

New York, United States - April 24, 2015: Charging Bull at Wall Street in Financial District in Lower Manhattan, New York City, USA. Tourists in the street

La hipótesis de mercados financieros eficientes (EMH)

Desde su aparición, por haber planteado una explicación a un conocido y desconcertante fenómeno en los mercados financieros, pero también por haber generado una estructura de análisis coherente con desarrollos anteriores en el área de las finanzas, la EMH ha sido la guía preponderante en el análisis y estudio de los mercados financieros. El postulado principal de dicha hipótesis radica en que, asumiendo expectativas y un comportamiento racional de los inversores, un mercado financiero es eficiente si los precios establecidos incorporan toda la información disponible de los activos negociados en el mercado, eliminando de esta forma cualquier ventaja que un inversor (o cualquier participante/agente del mercado) pueda tomar al llevar a cabo procesos de recolección de información acerca del activo.

la hipotesis del mercado eficiente

Según lo anterior, en concordancia con la presencia de aleatoriedad en las series de tiempo de los mercados financieros, es entonces explicable que ningún agente pueda llevar a cabo predicciones acerca del comportamiento futuro de los precios de los activos, debido a que al incorporar toda la información relevante para la formación de dichos precios, estos solo se verán modificados por la aparición de información nueva del activo en cuestión. No obstante, ningún agente tiene la capacidad de predecir la nueva información (por definición, considerada impredecible), por lo que no es posible que pueda, sistemáticamente, hacer predicciones del comportamiento futuro de los precios y obtener ventaja de ello.

En este contexto, la EMH tiene varias implicaciones interesantes para el análisis de los mercados financieros:

  1. Dada la racionalidad del agente y la eficiencia informacional del mercado, toda la nueva información acerca de un activo es incorporada correctamente y de forma automática a los precios; por lo tanto, los precios del mercado siempre son correctos y eliminan cualquier posibilidad de arbitraje, dado que los activos nunca están ni infravalorados ni sobrevalorados.
  1. Como los cambios en los precios de los activos son solo el resultado del surgimiento de nueva información relevante acerca de dicho activo, y que dicha información es impredecible y se incorpora de manera correcta e instantánea al mercado, se concluye entonces que el comportamiento de los precios de los activos se comporta de manera aleatoria y cambia en concordancia con la aparición de nueva información acerca de dicho activo. La importancia de lo anterior radica en que el análisis técnico sería innecesario o inútil debido a la aleatoriedad de los precios y a los retornos de los activos.
  1. La EMH llevaría a concluir que no existe manera de obtener beneficios adicionales por llevar a cabo procesos de recolección de información, dado que en el mercado eficiente la información es pública y es correctamente incorporada a los precios.

 

Críticas a la hipótesis de los mercados financieros eficientes

La teoría de elección racional ha sido uno de los paradigmas que ha predominado en la teoría económica, y, por lo tanto, también ha respaldado muchos de los modelos financieros presentes. Sin embargo, también ha enfrentado una crítica importante por no considerar que el factor de racionalidad plena sea completo para tomar una decisión que beneficie al individuo, y que, por lo tanto, genere un resultado positivo en el mercado.

sell buy

Herbert Simon, y años después Daniel Kahneman, quienes postulan el modelo de racionalidad limitada, han definido aplicaciones de la psicología al análisis en las ciencias sociales, en especial la economía, con el fin de complementar el análisis del comportamiento de los agentes en el mercado. A diferencia de la corriente principal de la economía, este determina al agente como un ser sin plena racionalidad, en el sentido económico estricto; por lo tanto, es un individuo que comete errores, gracias a la presencia de sesgos cognitivos y procesos heurísticos y a la imposibilidad de conocer toda la información que se presenta en el mercado. De lo anterior se deduce que el comportamiento de los seres humanos en contextos de toma de decisiones se basa en creencias, costumbres, sentimientos y demás sesgos cognitivos, y no solo en un proceso racional de toma de decisiones, resultado que modifica el análisis de toma de decisiones hecho a la luz del agente racional.

A partir de la racionalidad limitada, y en general de la economía y las finanzas conductuales, se muestra que la EMH presenta muchas deficiencias que, bajo los postulados de la economía conductual y el modelo de racionalidad limitada, son imprescindibles al estudiar la forma como los agentes llevan a cabo procesos de toma de decisiones. A manera de ejemplo, Thaler y Mullainathan explican que la combinación de competencia y arbitraje en los mercados financieros debería tener un componente evolutivo que refleje de manera más próxima lo que sucede realmente en los mercados en torno a procesos de toma de decisiones en condiciones de incertidumbre, pero además teniendo en cuenta las dimensiones psicológicas de los agentes que afectan dichos procesos.

La Hipótesis de Mercados Adaptativos (Andrew Lo) ayuda a completar la teoría de los mercados eficientes y, sobre todo, conectar las dos posiciones extremas que pretenden explicar los movimientos de los activos financieros (eficiencia, racionalidad vs. conductismo, irracionalidad).

Hipótesis del mercado adaptativo (AMH)

Como idea central presenta la necesidad de plantear el análisis de los mercados financieros desde un enfoque que pase de entender al agente de dichos mercados como un agente que forma “expectativas racionales o hiperracionales”, y lo entienda como un agente con racionalidad limitada.

La AMH pretende reconciliar la EMH con los postulados de la economía conductual, incorporando principios evolutivos y de ecología de mercados al análisis. El planteamiento principal de la AMH muestra a la eficiencia de los mercados financieros no como una característica presente o ausente, sino como una cualidad que varía acorde con las condiciones del mercado, las cuales son determinadas por las interacciones entre sus agentes.

hipotesis mercados adaptativos

Primero, el principal postulado de la AMH radica en que la eficiencia del mercado depende de sus condiciones. Por tal razón, es una característica cambiante, resultado de las interacciones de sus agentes, que a su vez dependen de las condiciones del mercado. Esta es la razón por la cual la AMH permite explicar fenómenos como el comportamiento de rebaño o de manada, que genera grandes caídas, aparentemente espontáneas, de los precios de los activos.

Segundo, el agente contemplado en la AMH es un agente con racionalidad limitada, es decir, es susceptible de cometer errores sistemáticos generados por procesos heurísticos o sesgos cognitivos. Sin embargo, el agente también tiene las características de inteligente, previsivo y emotivo, lo cual le permite modificar su comportamiento para lograr adaptarse consistentemente a las condiciones cambiantes en los mercados financieros. Cabe destacar que en una estructura de este tipo, la formación de estrategias adaptativas influye en el mercado, por lo cual su configuración es producto de las interacciones de los agentes.

Tercero, al incorporar al análisis elementos de ecología de mercados, es importante entender que, a diferencia de la EMH, la AMH contempla diferentes tipos de agentes que estarían en capacidad de:

  1. Crear expectativas diversas con la misma información, por la presencia de racionalidad limitada;
  2. Tener diferentes grados de aversión al riesgo, teniendo en cuenta que dicha aversión puede cambiar según las condiciones del mercado;
  3. Cometer errores sistemáticamente, pero con el fin último de sobrevivir en el mercado.

Para ello, dada su racionalidad limitada, adoptan comportamientos satisfactorios, en lugar de optimizadores, y aprenden sistemáticamente del entorno; y cuarto, usar la innovación como herramienta principal para lograr su fin último de permanencia en el mercado, teniendo en cuenta la naturaleza cambiante de sus condiciones

Las implicaciones de estas teorías (eficiente, conductista, adaptativa) sobre la gestión de carteras es directa y muy relevante. Conceptos como indexación, gestión pasiva, estilo “value”, análisis técnico, diversificación adaptativa, etc. tienen fundamento teórico en alguna de estas tres hipótesis ¿En qué plano te sitúas?